Viernes, 18 de Abril del 2014

Última Actualización:10:51:29 PM GMT

¡Sigue de pie!

En Alta Córdoba, Instituto se recuperó de la caída en Corrientes y se impuso por 3 a 1 ante Almirante Brown, para volver a posición de ascenso directo y seguir firmes en la lucha a primera.




De arranque, el conjunto visitante demostró que no iba a salir a esperar a Instituto y pegó en la primera jugada que tuvo a su favor. A los 9 minutos, Vega aprovechó de cabeza un buen centro desde la derecha y cantó el primero de la mañana del domingo. 



Y con el 1 a 0, la historia cambió para la Gloria y para Almirante. Es que la visita comenzó a refugiarse atrás y el local a jugar con nerviosismo e imprecisiones. Pero Instituto iba. Tratando de apartarse de los murmullos del público, los dirigidos por Franco intentaban responder con fútbol y juego asociado.



A los 37, llegó la más clara por intermedio de una gran jugada de Encina que llegó al fondo por la banda derecha, tiró el centro y Lagos no pudo cabecear. Pero cinco minutos más tarde llegaría la gran descarga albirroja. En la mitad de la cancha, Dybala le dio una gran asistencia a Encina que, solo frente al arquero, no tuvo más que pasarlo y definir frente a la red el 1 a 1. Para el delirio de todos los Gloriosos que se fueron al descanso algo más relajados.



En el complemento, Fernández por Sills fue la propuesta de Franco para tener más peso en ofensiva. Encina, Fernández y Lagos formaron el tridente ofensivo y Dybala  se tiró unos metros más atrás, oficiando de enganche. Ahí nomás, a los 3, el "Monito" tuvo su chance definiendo de volea un centro de Encina. Se fue por arriba del travesaño. 



Luego, tras la algarabía del comienzo, la Gloria entró en un pasaje del partido en que quería llegar al gol e iba con actitud, pero costaba generar oprtunidades de peligro. A los 30, Dybala dejaría la cancha para que en su lugar ingrese López Macri y, entonces, Encina pasó a ser el nuevo enganche del equipo. Antes, Moreno había ingresado por Fileppi. 



Y a los 32 llegó la gran alegría albirroja. Por Barsottini, que se metió en el área chica tras un corner y llegó a tocar la pelota que nadie supo despejar para poner a la Gloria bien arriba, en el marcador y 
en la tabla de la B Nacional. 



Con el 2 a 1 tranquilizador, llegó lo mejor de Instituto que, entonces, comenzó a tocar, a pensar y a brindar el fútbol que acostumbró jugar durante la mayor parte del torneo. Y con esa tranquilidad, llegó el tercero.


Por la derecha, López Macri tiró un centro perfecto que encontró a Fernández que fue a buscarla junto al arquero visitante y la terminó tocando con la espalda. 3 a 1 y delirio en el Monumental que, por fin, se llenó de sus mejores hinchas que festejaron alcanzar a River y seguir, como siempre, en la lucha con y por la Gloria. El plantel sigue de pie, lo demostró y lo seguirá demostrando.


Fotografía: Verónica Sanchez