Viernes, 19 de Diciembre del 2014

Última Actualización:12:48:35 AM GMT

"Qué de la mano..."

 

Al Colo Colo, al Villareal, a Estudiantes, a la U de Chile. A todos dio la misma respuesta: “No”. A pesar de los contratos millonarios, la gran posibilidad laboral, la oportunidad de crecer y los nombres de los otros clubes, Darío Franco nunca lo dudó: “Tengo mi palabra con Instituto”.

 

 


Y así, con esa simpleza, el nacido en Cruz Alta destroza en el acto cualquier ilusión  dirigencial que con varios millones parece poder comprarse el mundo entero, pero no al técnico de la Gloria. Al de las ideas sólidas, al de la convicción por el buen juego y la ofensiva, al del perfil bajo y al del compromiso con Instituto. A él no lo tienta otra cosa que su trabajo y su respeto por quienes confiaron en él desde un primer momento.

 

Mientras, los hinchas de la Gloria lo disfrutamos. Lo queremos. Lo bancamos y alentamos. Por proponer siempre el juego que le gusta al albirrojo. Por hacer hablar de Instituto a todo el país y por regalarnos una posibilidad concreta de ascenso: la promoción.

 

Posibilidad concreta que ojalá pueda ser mayor en las próximas tres fechas, en las que el hincha de la Gloria no para de ilusionarse y soñar con la gran alegría y ese gran DT que, como en sus ideas futbolísticas, no duda: “Mi palabra vale mucho”.

 

Los hinchas, agradecidos, preparan una fiesta en el Monumental para el viernes. “Que de la mano.. de Darío Franco...”