Lunes, 22 de Septiembre del 2014

Última Actualización:10:59:28 PM GMT

Otro golpe a la ilusión

 

En Alta Córdoba, Instituto no pudo ante San Lorenzo y perdió 2 a 0 con goles de Carlos Bueno.

 

 


La Gloria, hizo un muy primer tiempo, en el que le jugó de igual a igual a San Lorenzo, manejó la pelota y creó varias situaciones de gol, pero no supo concretarlas. En el segundo tiempo, la visita pegó rápido a los dos y trece minutos e Instituto no pudo ser el del comienzo para dar vuelta el resultado.

 

En el arranque del partido, a los 12, el que primero preocupó fue San Lorenzo, que aprovechó un mal despeje de Sills en el área chica y Ortigoza terminó rematando desviado. Luego, la Gloria tuvo la oportunidad de la mano de un centro pasado de Lagos que López Macri no llegó a cabecer y un remate de Videla que Migliore supo atajar bien para irse al descanso 0 a 0, con la sensación de que el gol albirrojo se hacía rogar.

 

En el complemento, en un abrir y cerrar de ojos Instituto se encontró con un 2 a 0 abajo que lo dejó sin ideas para revertir el resultado. Es que a los dos, minutos, Salguiero asistió a Bueno quien remató desde afuera del área, atajó Chiarini y, en el rebote, el uruguayo no perdonó y facturó para cantar el primero de la tarde.

 

1 a 0 para San Lorenzo que aprovechaba su momento y, minutos más tarde, a los trece, cantaba el segundo. Otra vez de la mano de Bueno que, ante un tiro de esquina desde la derecha, saltó más que todos los defensores albirrojos y cabeceó al palo más lejano de Chiarini. 2 a 0 y demasiado castigo para la Gloria, que comenzó a jugar con la desesperación de la derrota y terminó equivocando los caminos para llegar aunque sea algún gol de descuento.

 

Ahora, quedarán 90 minutos más en Buenos Aires, donde Instituto deberá golear a San Lorenzo para ascender a Primera División. Lo que suena difícil, pero se peleará hasta el final. Mientras, el verdadero hincha de la Gloria volvió a reconocer la campaña y terminó despidiendo con aplausos a esos jugadores que sumaron 70 puntos durante un año, pero para la B Nacional más complicada de la historia, no alcanzó