Sábado, 29 de Agosto del 2015

Última Actualización:10:46:55 PM GMT

Ultima Noticia de Entrevistas

Maroni, el pibe con un debut soñado

El martes pasado no fue un día cualquiera, al menos no para Gonzalo Maroni. Desde que llegó a Instituto muchos deben ser los recuerdos que guarda en su mente, festejos en inferiores, risas, lagrimas, gritos de gol y quien sabe cuántos momentos más. Pero hay dos que llevará siempre muy presentes; aquella primera vez que cruzo el portón de ingreso a La Agustina y ahora también el martes 11 de agosto.

 

Ese momento que todos esperan, pero por diferentes circunstancias de la vida solo a pocos les llega. El debut en la primera del equipo.

 

Solo quienes lo ha vivido sabrán de los nervios y la adrenalina que recorre el cuerpo en ese instante. En Alta Córdoba y ante Atlético Tucumán, le llegó a Gonzalo,  con 16 años se quitó la pechera, amarró fuerte sus botines e ingresó a defender los colores que tanto quiere.

 

Finalizado el partido dialogamos con él:


-Triunfo y debut ante Atlético Tucumán ¿cómo lo viviste?

- Fue muy emocionante ingresar y estar adentro de la cancha, la verdad un debut impresionante.

 

-Un debut soñado y con victoria incluida ¿cuántas veces te abras imaginado este día, no?

- Desde que agarre el futbol a los 4 años que soñaba con este momento, y que haya sido con una victoria lo hace más especial. Le agradezco un montón al equipo por la confianza y tranquilidad que me transmitió durante todo el partido.

 

-¿Cuáles son tus características dentro del campo de juego?

- Gambetear e ir siempre para delante.

 

-¿A quién le dedicas este momento?

- Se lo dedico a toda mi familia y amigos.

 

Por: Anabella Figueroa y Franco López

Foto: Leo Rea

Más Noticias de Entrevistas

Gonzalo Maroni: De la cantera a la Primera

La Agustina, el lugar de donde siempre surge un buen jugador de fútbol. Instituto aprovecha el buen contexto futbolístico y Rivoira sigue dándole minutos a los juveniles de la cantera. Gonzalo Maroni tuvo la posibilidad de ser citado por primera vez a un partido oficial y lo vive con felicidad: "Mi mamá se largó a llorar de la alegría, es un sueño hecho realidad", cuenta el enganche de 16 años que saltó de la Séptima a la Primera.

 

Camina con puro desparpajo por La Agustina, totalmente desenvuelto y disfrutando cada minuto. Gonzalo suelta su impronta en las prácticas y el Chulo Rivoira no dudó de citarlo oficialmente por primera vez.

 

- ¿Sensaciones por la primera convocatoria?

- Alegre, feliz, todo junto. Tengo 16 años y que me citen para ir al banco es un sueño hecho realidad. Que el Chulo me tenga en cuenta es algo muy lindo para mí. Sé que me están observando de España, pero mis metas están aquí en Instituto. Por lo menos hasta que debute en Primera.

 

- ¿Cuál es tu posición en la cancha?

- Desde la Novena hasta la Séptima jugué de enganche, tengo llegada al gol.  Me llamaron para jugar en la Quinta, ante Banfield, y pude hacer un gol. Es un logro para mí, que me llamaran y también poder convertir para el equipo.

 

- ¿Zurdo o derecho?

- Derecho, al principio con la zurda era pata dura pero mi viejo me hace practicar en casa todos los días con la izquierda y estoy manejando los dos perfiles. Siempre hay que aprender.

 

- ¿Cuántos goles has convertido en Inferiores?

- Este año hice 14. En Octava 11 y en Novena 8. Hace 7 años que estoy en el club. También me invitaron al día del hincha cuando vino Paulo Dybala a Alta Córdoba.

 

- ¿En su momento Marcelo Tinelli y Armando Perez se interesaron en tus servicios?

- Si, Tinelli quiso llevarme a San Lorenzo pero no se hizo la venta. También me quiso llevar Armando Pérez cuando era chiquito, pero como mi familia es toda fanática de Instituto no les interesó la propuesta.

 

- ¿Y qué dijeron esos hinchas con la convocatoria?

- El Chulo (Rivoira) y Coco (Ramos) me avisaron que iba ir al banco. Cuando llegué del entrenamiento les conté y mi mamá se largó a llorar de la alegría, al rato se largaron a llorar mi papá y mi hermano. Son hinchas perros del club. Estoy bastante ansioso, ando un poco con insomnio, duermo de a poco desde que subí a Primera. Pero claro, de tanto pensar cosas lindas.


- ¿Si en algún momento se te da de hacer un gol con Instituto, tenes pensado un festejo?

- Desde los 10 años lo tengo pensado, arrodillarme, mirar a mi familia, a los hinchas en la tribuna y largarme a llorar. Lo soñé.

 

Por: Juan Pablo Luna

Pablo Burzio: Espero que tengamos un final Feliz

 

Pablo Burzio, refuerzo de temporada, ya se entrena con el plantel conducido por el Chulo Rivoira. El delantero surgido de la cantera estuvo a préstamo en Arsenal y retornó a Instituto para participar de la segunda parte de la B Nacional.  "Espero que tengamos un final feliz", dice Pablo mientras camina por La Agustina luego de la practica.

 

 

- ¿Como llegas desde lo físico?

 

- Entrené con Arsenal hasta el jueves pasado, hice toda la pre temporada normal así que físicamente me siento muy bien. Hablé con el preparador físico y el técnico, estoy apto para que me tengan en cuenta. Ya estoy entrenando con los compañeros y metiendole pilas en este buen momento que se está viviendo.

 

- ¿Tu balance de la estadía en Arsenal, llegas con ritmo futbolístico?

 

- Fue un buen año. Lo disfrute bastante, jugué varios partidos y la verdad que me sentí muy bien. En esta última etapa hablé con Ricardo (Caruso Lombardi), me dijo que me tenía como delantero y de área ya tenía uno, además iba a traer a alguien más. Así que, para tener más minutos, decidí hablar con mi representante y buscar otro club. Apareció lo de Instituto y varias ofertas de Primera, pero la prioridad fue volver y por suerte acá estoy.

 

- ¿En la previa a tu retorno, hablaste con Rivoira?

 

- Si, mantuvimos un dialogo y ahora estamos contentos ambos porque se terminó dando mi retorno, ahora espero brindarle lo mejor a él y al equipo. Es un grupo muy unido, con muchos jóvenes y que va en crecimiento. Yo ya me adapté, encontré amistades que dejé acá y hablé con varios compañeros nuevos, me siento contento.

 

- ¿Has seguido la actualidad de Instituto en este torneo?

 

- A Instituto lo seguí mientras pude, vi los partidos que pasaron, se repusieron muy bien. El grupo está respondiendo y evidentemente la llegada del "Chulo" les hizo muy bien. No se ha ganado nada, pero es una muy buena remontada que va servir para el tramo final. Es como dice el técnico, hay que ir partido a partido. Espero que tengamos un final feliz.

Facundo Agüero de La Pampa a la Primera de Instituto

Llegó de La Pampa con sus padres el día de su cumpleaños, se probó en La Agustina y quedó. Ante Boca Unidos será titular por tercera vez. Con mucha alegría recordó la anécdota en Paraná: "Tenia el número 13 en las medias y el 4 en la camiseta".

 

El piquense, Facundo Agüero, entrena hace poco con el plantel superior de Instituto y se ganó su lugar en el equipo. El miércoles en Corrientes reemplazará nuevamente a Damián Schmidt, que está lesionado. A Facundo le dicen "Paco", como a su papá que jugó en Boca. Ante la página oficial expresó sus vivencias en el club y en el equipo que conduce el "Chulo" Rivoira.


- ¿De dónde sos Facundo?

- Soy de General Pico, La Pampa. Como Damián Schmidt, pero él es de Santa Rosa.

 

- ¿En qué club jugabas?

- En Sportivo Independiente.

 

- ¿Cuando llegaste a Instituto?

- En el 2013. Este es el tercer año que estoy acá. Gracias a Dios todo se fue dando bien, las cosas pasaron muy rápido. Llegué y el primer año estuve en Quinta División con Pancho Buteler, el me dio la posibilidad de jugar.

 

- ¿Sensaciones por integrar el plantel superior de Instituto?

- Felicidad. Fue todo muy rápido, en dos años tuve la suerte de subir y hoy me toca una nueva etapa. La de disfrutar lo que es un entrenamiento de Primera y compartir vestuario con muchos jugadores experimentados.

 

- ¿Seguís tomando el 32?

- Ya no. Mi viejo me pudo ayudar y me mando un auto que tenía en General Pico. Ahora me puedo manejar más fácil para ir a los entrenamientos.

 

- ¿Tu papá jugó al fútbol?

- Si, jugó en Boca, Deportivo Español, Sarmiento de Junín, también en Paraná. Mi viejo era volante, jugaba de cinco y de ocho. Se llama Roque Ramón Agüero.

 

- ¿Te da consejos?

- El mira los partidos callado. Para mí su crítica es la más importante ya que jugó muchos años al fútbol. También para todo lo que yo me proponga en la vida. Mi papá sabe...

 

- ¿Recordás el día que llegaste?

- A mi me trajo Daniel Peinado a Instituto, de coordinador estaba Marcelo Bonetto. Recuerdo que me vine el día de mi cumpleaños con mis viejos. En la prueba quedé y ahí mis padres se volvieron a La Pampa. Si bien yo quiero jugar al fútbol, también vine a estudiar. Las puertas del fútbol no se les abren a todas las personas. Por suerte quedé en la prueba.

 

- ¿Que aprendés con Rivoira?

- Es buen técnico. Insiste con mejorar los perfiles y el juego. No quiere que me quede cuando cometo un error. El va con objetivos cortos, quiere que vivamos los partidos como finales.

 

- ¿Capitán en tu categoría?

- La segunda mitad del año pasado y en este cuando se ausenta mi dupla Diego Di Pietro, alternábamos la capitanía del equipo con él.  Yo trato de ordenar a mis compañeros, los técnicos quieren centrales que hablen y es lo que trato de hacer.

 

- ¿Y en el plantel de Primera, que te dicen los compañeros?

- Te hablan todos, la verdad que son muy buenas personas. Siempre están encima tuyo alentándote en los entrenamientos.

 

- El debut fue un poco a las apuradas. ¿Recordas ese momento?

- Es toda una anécdota haber debutado así. Fue en Paraná ante Atlético. Se lesiona Gallardo que iba jugar de 4, lo iban a poner de central a Hereñu y a Ferrero de 4, pero cuando iba empezar el partido me dijeron que jugaba yo. Cuando quise reaccionar ya estaba en la cancha, tenía el número 13 en las medias y el 4 en la camiseta, después me di cuenta. Justo hice dupla con Damián (Schmidt) que es de mi zona. Fue un gusto haber debutado con la camiseta de Instituto, espero poder seguir defendiéndola mucho tiempo.

Hoyos: "Tenemos que ganar para salir de esta racha"

Instituto quiere modificar la historia y necesita ganar. El sábado visita a Guaraní Antonio Franco en Posadas, a las 16:30, con la intención de cortar con esta mala racha de nueve encuentros sin conocer la victoria.

 

"Las rachas están hechas para cortarlas" dice la famosa frase que es una de las máximas de nuestro fútbol. El plantel no quiere asumir la negativa estadística como algo natural. En la semana previa ante Chacarita y en esta que es la antesala al viaje a Posadas, las charlas en el vestuario y en los campos de la Agustina fueron una constante.

 

Sabiendo que la victoria tiene poderes curativos, el cuerpo técnico y los jugadores manifiestan la unidad que hay en el grupo y que "Esto se va revertir". Se puede oler en el aire del predio el ferviente deseo de retornar al alivio que produce el triunfo. Como aquel frente a Boca Unidos, en Alta Córdoba.

 

Lucas Hoyos, arquero albirrojo, mantuvo dialogo con la web oficial:

 

- ¿Sensaciones tras el partido ante Chacarita?

- Este es el camino, se generaron muchas chances de gol. Tenemos que corregir algunos detalles para empezar a quedarnos con los tres puntos.

 

- ¿Que les pasó en el inicio del segundo tiempo?

- Entramos dormidos, ya nos ha ocurrido en dos o tres fechas. Es una de las cosas que debemos cambiar.

 

- ¿Cómo viste la reacción que tuvo luego de eso el equipo?

- Creo que los noventa minutos buscamos el arco contrario, pero al comenzar la segunda parte entramos realmente dormidos y nos dieron vuelta el resultado. Por suerte pudimos empatar y generar muchas chances. Merecimos ganar.

 

- Guaraní recorrió buena parte del país hasta Madryn, perdió y entró en zona de descenso. ¿Cómo se cataloga el encuentro que se viene?

- Será un partido difícil, pero nosotros vamos a hacer lo nuestro, tenemos que ganar para salir de esta racha. Buscaremos los tres puntos todo el partido con nuestras armas. No tenemos que cometer errores y ser contundentes. Necesitamos un triunfo.

 

El cuerpo técnico conducido por Carlos Mazzola hizo hincapié esta semana en los ejercicios de definición, búsqueda de espacios y opciones de remate. El arco entre ceja y ceja, para volver al triunfo que toda Alta Córdoba espera.

 

Por: Juan Pablo Luna

Foto: Leo Rea

Página 1 de 56